La Homeopatía para la alergia ¿Cómo te puede ayudar?

Combatir la alergia con homeopatía
La alergia es una reacción del organismo desproporcionada ante la presencia de ciertos elementos de la naturaleza. En este caso, en primavera la reacción la producen ciertos pólenes. Pero ¿Por qué cada vez somos más sensibles a plantas que llevan con nosotros desde siempre? Porque sería más fácil entender que nos diera esa reacción a una planta totalmente ajena.

Alergias estacionales o temporales

Cada primavera, los síntomas de las alergias a polen, gramíneas, etc. reaparecen desencadenando estornudos, reacciones de la piel (urticarias) como picores, sarpullidos, etc. Hay también, gente que por vivir en grandes ciudades, sufre los efectos de la contaminación. Las molestias que van de picores a fiebre y postración.
La razón no está en la planta, está en nosotros. Nuestro sistema inmunológico se está haciendo cada vez más y más sensible y está pasando a considerar “enemigas” sustancias que no lo son. Y en las grandes ciudades el aumento es mayor y más rápido, llegando la concentración polínica a formar parte de los boletines meteorológicos.

Alergias persistentes

Podemos también, diferenciar otras alergias de carácter más persistente como el polvo y sus ácaros, tabaco, contaminación atmósférica en grandes ciudades, etc. Por la reacción que pueden producir en las personas independientemente de la época del año en la que nos encontremos.
Destacamos las alergias alimentarias, que condicionan la alimentación de una persona obligándola a eliminar de su dieta ciertos ingredientes y productos que pudieran causar rechazo en su organismo. Por ej: Huevo, pastas, pescado, frutos secos, etc.
Los tratamientos a base de anti-histamínicos pueden tener considerables efectos secundarios y las vacunas individualizadas tampoco son la solución, puesto que necesitan hacerse cada año y no curan el problema, lo mitigan.

Formulario de contacto




La homeopatía para la alergia: tratamiento

Con un tratamiento homeopático adecuado, es decir, individualizado a cada persona. Distinguimos dos partes del tratamiento:

Durante la crisis alérgica

Se debe poner un tratamiento homeopático para ese estado agudo que nos eliminará en más de un 80 – 90% el cuadro alérgico. Este tratamiento no tendrá ningún efecto secundario y nos permitirá llevar una vida completamente normal. Nos aliviará durante la crisis, pero no nos curará la tendencia alérgica. Hay todo un conjunto de remedios para el cuadro alérgico. La elección dependerá de los síntomas.  Podemos encontrar una persona con:

homeopatía para Alergias en la piel y tratamiento
Homeopatía para Alergias en la piel y tratamiento
  • Inflamación de mucosa nasal y el consiguiente moqueo.
  • Asma.
  • Picores y dermatitis.
  • Conjuntivitis.
  • Tos y problemas de garganta.
  • Problemas estomacales y dolores de cabeza.
Por ejemplo si hay goteo nasal continuo, con irritación de ojos y lagrimeo y que en seguida se pasa a notar en los pulmones un ligero asma y bastante cansancio responde muy bien a Allium Cepa y a Pulmon Hystamine.

Fuera del tiempo de la crisis alérgica

Es entonces cuando se debe realizar el tratamiento homeopático constitucional encaminado a mejorar y eliminar la hipersensibilidad inmunológica. Normalmente se empieza en otoño, pero dependerá de la persona. El tratamiento puede necesitar entre 1 y 3 años, durante el cual iremos notando cada vez reacciones alérgicas menores hasta que desaparezcan.

¿Qué hace la homeopatía que no hacen otras terapias?

Nos equilibra globalmente y como consecuencia corrige la hipersensibilidad inmunológica. Que nuestro sistema inmune responda de esta forma no es un problema exclusivo del mismo, ese es el gran error del punto de vista convencional. El sistema inmune forma parte de un individuo en el que todos los sistemas, órganos, tejidos y psique, se interrelacionan profundamente, teniendo un alto grado de dependencia mutua, porque nada es superfluo. Un remedio homeopático.

¿Por qué medicamentos homeopáticos?

Debemos pensar que la medicación homeopática necesaria para curar un caso de alergia al polen muy difícil, con 3 años de tratamiento continuo, no cuesta más de 180 Euros en total (un tubo de 80 gránulos cuesta entre 5 y 8,5 Euros) y baja a menos de la mitad en la mayoría de los casos. Los laboratorios homeopáticos no son grandes farmacéuticas y no tienen capacidad económica para campañas publicitarias.
La homeopatía gana su fama curando ya que no tiene poder económico para hacerlo de otra forma. Cada vez más gente se cura las alergias con Homeopatía (y curar no es reducir los síntomas con pastillas cada año), tal vez porque pertenece a un conjunto de afecciones que tienen poco éxito otras terapias y se convierte en casi la única solución (como Hepatitis C, dermatitis atópicas, eccemas, psoriasis, artritis y artrosis, ansiedad y depresión, etc.)